Transcurso Cadivi (y no para pedir los dólares)

El venezolano suele ser víctima de un maltrato continuado en los organismos públicos e instituciones del Estado.

Continue Reading 29 junio 2010 at 10:15 AM 1 comentario

Boicoteemos

Si reclamamos un buen servicio y, en reiteradas ocasiones, no nos lo proporcionan podemos recurrir al boicot. En otros casos, también se puede hacer uso de esta técnica de consumo responsable.

Continue Reading 11 abril 2010 at 1:19 AM 3 comentarios

La Alcaldía de Chacao desatiende a los vecinos

Hemos recibido una queja de vecinos del Municipio Chacao quienes aseguran que “el mejor municipio” de Caracas tiene serias fallas en cuanto a la atención de las quejas y sugerencias de sus ciudadanos.

A continuación se indica una de las situaciones de maltrato por parte de este organismo de gobierno local. Existen otras denuncias que serán publicadas en entradas posteriores.

1. Un grupo de vecinos, encabezados por la Arq. Adriana Mesa, tiene más de dos años reclamándole a la Dirección de Ingeniería de la Alcaldía, las incomodidades que les vienen causando los trabajos de remodelación en la Casa Hogar San Judas Tadeo, localizada en la Calle 11, entre 8va. y 7ma transversal.

El principal problema es que los encargados de las restauraciones no distinguen fecha u hora del día para iniciar sus labores, razón por la cual llevan más de 24 meses perturbando los momentos y días de descanso del resto de los habitantes de la zona. Para completar, las pocas veces que los ciudadanos que denuncian este caso han obtenido respuesta, les han dicho que se hizo entrega de procedimiento administrativo con orden de paralizacion de obra,(oficio número O-IS-09-0796) emitida por el departamento legal de Ingeniería Municipal de la Alcaldia de Chacao. Con todo, el traqueteo de esmeriles, el escándalo de las sierras eléctricas y el martilleo constante, si bien han disminuido, no se han detenido.

Los denunciantes pidieron explicaciones al Arquitecto Andrés Ochoa Murzi, director de Ingeniería Municipal, de por qué, si existe la orden de detención de la construcción, las faenas en la estructura continúan. La respuesta ha sido nula.

Por todas estas razones, los vecinos de la calle 11 de Altamira hacen un nuevo llamado por esta vía para que las autoridades de Ingeniería del Muncipio Chacao tengan la amabilidad de prestar atención a los reclamos de los habitantes del municipio y le den respuesta a sus solicitudes. Al no hacerlo, están incumpliendo con ese lema que tanto defienden, en el que sostienen que se preocupan por reparar en los requerimientos de los moradores de esa jurisdicción.

6 octubre 2009 at 10:14 PM Deja un comentario

Cerrajería Autollaves C.A.

Seguimos con las experiencias personales como alimento inicial de este blog.

Luego de que la “sensación” de inseguridad me tocara de forma directa, he debido hacer mil y un cosas con respecto a la seguridad de mi carro, entre ellas transformar los cilindros.

El sábado 1 de agosto acordé una cita con la gente de la Cerrajería Autollaves C.A. ubicada en la Av. Libertador (esquina Av. Élice) Res. Ariza P.B. Local 2, en Chacao. El trabajo debía comenzar a hacerse a las 9:30 y el cerrajero llegó a las 10:00 a.m. Primera falla.

En medio del trabajo que me estaba haciendo llegó un señor con un “problema leve” en la maleta de su carro. En lugar de atenderlo cuando terminara conmigo, el cerrajero fue “a salir de eso” con el señor y se tardó más de una hora en la que, por supuesto, la cuestión de mi auto estuvo detenida. Segundo error.

Cuando finalmente terminó de modificar los cilindros, me dirijo a pagarle a la administradora de la cerrajería, una tal señora Patricia, quien primero se negó a aceptar un cheque (considerando que la suma era elevada, esa forma de pago era la más lógica) y luego me dijo que “ella no entrega facturas los sábados” (OJO Seniat). Tras convencerla de que em entregara mi recibo, pues de lo contrario el seguro no reconocería el trabajo, lo que hizo fue darme una factura de caja no detallada cosa que, como todos sabemos, no aceptan los seguros.

El lunes siguiente, 3 de agosto, la llamé para pedirle que por favor me hiciera mi factura detallada aunque fuera a mano. Negada a la solicitud, la señora Patricia me dijo que lo que podía hacerme era un presupuesto y ni siquiera fue capaz de anotar ella los datos necesarios. A duras penas el presupuesto fue hecho y, como era de esperarse, con errores en el nombre de la persona a quien estaba dirigido en este caso, mi mamá, que es la dueña del carro. Colocar mi nombre allí no iba a tener ninguna validez ante el seguro.

La llamo el miércoles 5 de agosto para pedirle una corrección. La señora Patricia se altera diciéndome que ella ya me había dado lo que le pedí, independientemente de que estuviera malo (¿¿??).  Le digo que entonces iré al Seniat a hacer mi reclamo. Se siente amenazada y me dice que ella está con la ley. Le digo que si ella está con la ley no debe haber ningún problema si yo me acerco hasta allá con el Seniat, a reclamar mi factura. Se calma, accede a darme un nuevo presupuesto corregido aunque me dice que eso se paga (una hoja mal-impresa, cabe destacar), le digo que yo se la pago, me dice que me atendió el sábado “de pana” y que por eso dejó de despedir a un amigo… (¿¿¿???)… me quedo muda…

A los cinco minutos me llama y me dice que no me puede dar el presupuesto a nombre de mi mamá, la dueña del carro, porque “ella no le trabajó a esa persona”. Le digo que la factura de máquina que me dio está a nombre de “esa persona”. Se queda callada, no le queda más que acceder. En dos días tendré mi presupuesto, corregido… espero.

Conclusión: en la Cerrajería Autollaves C.A. de Chacao – Caracas les hace falta aprender acerca de lo que es una verdadera Cultura de Servicios .

5 agosto 2009 at 10:53 AM 2 comentarios

Por ejemplo

Fui al banco Mercantil porque, además de que me robaron mi cartera con mis tarjetas y tuve que hacer 1500 trámites para sacar una nueva, ese mismo plástico nuevo me lo clonaron con apenas 1 día de sacado.

La chica que me atendió fue muy amable, cómo negarlo. Es más, estuve a punto de felicitarla y algo me dijo que no lo hiciera. Era mi subconsciente, que me estaba lanzando pistas.

Casi casi como era de preverse, el buen trato no estuvo acompañado por la eficiencia. Como ésta es la tercer Maestro que saco, la chica debió haberme hecho una limpieza de clave telefónica cosa que, por ser hora de almuerzo, ni se acordó de hacer. Ahora, por segunda vez en un mismo día, me toca ir al banco. Eso NO es Cultura de Servicio. Allá le haré mi reclamo directo.

27 julio 2009 at 3:06 PM Deja un comentario

¿Por qué creamos CulturadeServicio?

CulturadeServicio es un blog que hablará sobre el conflicto diario entre los ciudadanos de a pie y aquellas personas que, de alguna manera u otra, tienen el deber de atenderles en entes públicos o privados.

Es bien sabido que a los venezolanos nos gusta que nos traten bien, pero solemos no devolver esa experiencia cuando nos toca hacerlo; CulturadeServicio es un espacio para compartir vivencias e intentar crear conciencia para evitarnos esos disgustos en la cola de un cine, comprando comida o echando gasolina.

Nuestras propias andanadas sirven como punto de partida. Una discusión con un chofer de Metrobús a las 11 de la noche de un viernes en la soledad de Plaza Las Américas me puso al borde, intenté reclamar en la página del Metro y no me hicieron caso. Para mí, ésa fue la gota que derramó el vaso.

También verán que hay dos tipos de letra en este blog. Si visitan nuestra sección “Quienes somos” se darán cuenta por qué. Ésta es una creación a cuatro manos, y queremos que la gente sepa quién escribe qué.

Ustedes también pueden ser parte de ella, compartiendo sus historias.

Para evitar confusiones y malos entendidos, hemos puesto reglas generales, que nosotros mismos seguiremos. En “Si Quieres Denunciar” están las líneas que guiarán este recorrido.

Ojalá, al final del camino, podamos cambiar aunque sea un poquito la forma de tratar a los demás, cuando les estamos sirviendo…

Porque servicio no implica servidumbre y, creo, son pocos los que entienden eso. Servicio es, según una de las definiciones del Diccionario de la Real Academia, ¨obsequiar a alguien o hacer algo en su favor, beneficio o utilidad¨. En consecuencia, es perentorio que el término deje de ser asociado con ocupar posiciones de inferioridad en la llamada escala social.

Quien hoy sirve, mañana o incluso más tarde, será servido. Cuando el mesonero compra un paquete de cigarrillos en el quiosco, está siendo servido. Cuando la peluquera se sienta a la mesa del restaurant, está siendo servida por el mesonero. Cuando a la cajera del banco le secan el cabello, la peluquera le está sirviendo. Cuando esa cajera de banco te atiende a ti, te está sirviendo como ya le han servido a ella. Lo que hará la diferencia entre uno y otro será la amabilidad y la eficiencia con la que se ofrece ese producto o esa asistencia (un cajetín de cigarrillos, un almuerzo, un secado), a quien la ha estado solicitando.

El buen trato no necesariamente implica repetir, con una sonrisa que parece mueca, el saludo preestablecido por los dueños del local o establecimiento. Un acercamiento cordial y respetuoso con el cliente es lo único que se pide; la simpatía ya dependerá de la voluntad de cada quien.

La eficacia, sin embargo, sí es un deber ser que no deja espacio para la discusión. ¿Qué implica? Dejar los asuntos personales a un lado cuando se está en el trabajo, especialmente si se tiene a un comprador al frente; olvidar el mensaje que se estaba enviando por el celular y mirarle la cara al usuario; atender a la gente con la mayor presteza posible, tomando en cuenta que en este siglo XXI el tiempo no le sobra a nadie; tener disposición de indagar, de buscar, de resolver y no dejar al individuo que está delante con un mediocre: “no sé” o “mejor pase mañana temprano”; finalmente, comprender que nadie, salvo su empleador, tiene la culpa de su bajo salario y que, por ende, no se pueden presentar como “extras” beneficios que son de obligatorio ofrecimiento, con el ánimo de obtener propinas y “meterse unos realitos de más”.

Quien ha padecido este tipo de actitudes, es probable que haya salido tan iracundo como yo de supermercados, institutos estatales, pizzerías, autolavados y una larga lista de etcéteras. De allí que, en principio, nos interese explicar en qué consiste una Cultura de Servicios real y patente para, tenieno algunos parámetros de base, captar cuáles son los derechos de los consumidores y cuándo se entra en el campo de la malcriadez.

Sin más, esperamos que esto se convierta en una zona de catársis creativa, que pase de las críticas y lamentaciones a soluciones efectivas.

26 julio 2009 at 11:09 PM 1 comentario


Píos de Denuncia

Archivos

octubre 2014
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.